RESISTENCIA DE LAS PLAGAS

La resistencia de plagas a los fitosanitarios, como son los insecticidas y acaricidas, es un hecho que todos los aplicadores conocen, de hecho es común en el argot rural la palabra “inmune” referida a la resistencia generada por los organismos plaga frente a algunos fitosanitarios. También se escucha en campo “este producto ahora viene más rebajado” y a menudo nos preguntamos qué hay de cierto en ello y casi nunca focalizamos esa pregunta sobre los cambios que se han producido y producen en las plagas.

Los mecanismos que se suceden para que una especie genere resistencia a un determinado producto fitosanitario son bastantes complejos, pero existen medios técnicos para evitarlos o reducirlos, buscando sobretodo disminuir el número y la cantidad de aplicaciones. Los fenómenos de resistencia afectan más a los organismos que tienen una descendencia elevada, como son los que habitualmente forman plagas. Por todo ello, desde Innova XXI Agro queremos dar a conocer este problema a través de la presente noticia.

¿Qué es la resistencia y por qué puede estar generada?

Es una ventaja adaptativa de los organismos plaga a la acción continuada y no controlada de los químicos utilizados para mantener a las poblaciones plagas en niveles aceptables. Puede estar generada por un uso inadecuado de los productos fitosanitarios.  

 

Como responsables de tratamientos y aplicadores, ¿cómo podemos reducir la resistencia?

A pesar de que existe numerosa información al respecto, sus recomendaciones a veces no se consideran, por eso creemos que la formación en materia de protección fitosanitaria es necesaria para:

  • Conocer y emplear métodos de control alternativos, como pueden ser los métodos indirectos (p.e. labores culturales), métodos directos físicos (p.e. trampas), métodos directos biológicos (p.e. depredadores o parásitos de las plagas).
  • Ajustar el nº de tratamientos fitosanitarios en función de la evolución de los organismos plaga, actuar solo cuando sea estrictamente necesario.
  • Alternar los productos fitosanitarios empleados.
  • Emplear fitosanitarios selectivos y de menor toxicidad.
  • Emplear dosis ajustada en función de la plaga, cultivo y siguiendo criterios medioambientales.

Como novedad en el trato de la resistencia, el Comité de Acción contra la Resistencia a Insecticidas (IRAC) ha elaborado una estrategia para el Manejo de Resistencia a Insecticidas (MRI), adoptando para ello un sistema de clasificación de los insecticidas. Realizando un MRI eficaz junto con una Gestión Integrada de Plagas (GIP) es fundamental para conseguir que la protección global de los cultivos sirva para que la agricultura sea más sostenible y saludable. Para ver el Folleto de clasificación del modo de acción de insecticidas y acaricidas del IRAC, haga click en el siguiente botón:

Artículo por José Antonio Rodríguez Gragea
Ingeniero Técnico Forestal
Formador Innova XXI Agro

 

Categories : Noticias
X