pulgones alimentándose de las yemas apicales

Una plaga de difícil control que requiere la aplicación de estrictas medidas de control.

El pulgón (Myzus persicae) se trata de una plaga de difícil control, por lo que el Gobierno de Aragón indica en su último boletín de informaciones fitosanitarias varias recomendaciones

  1. Realizar un tratamiento con los productos que se indican en este documento, en el estado fenológico C/D. Es imprescindible llevar a cabo la aplicación antes de que los pulgones puedan introducirse dentro de las flores, cuando los sépalos comiencen a separarse.
  2. Emplear un volumen de agua suficiente para lograr un perfecto recubrimiento de toda la masa del árbol, ajustando la presión de trabajo y la velocidad de avance del tractor.
  3. Realizar la aplicación en momentos de ausencia de viento.
  4. En el caso muy probable, de necesitar repetir la aplicación después de la floración, debería elegirse otra sustancia de diferente familia química a la utilizada en el estado prefloral, actuando con rapidez en cuanto se detecte la presencia de esta plaga.
Cada parcela deberá ser tratada a medida que las yemas alcancen el estado descrito, por lo tanto el momento será variable según la situación geográfica y la variedad que en cada parcela se cultive.
Es preciso recordar que materias activas como clotianidina (DANTOP 50WG-Masso), imidacloprid (Varias casas) y tiametoxam (ACTARA 25 WG-Syngenta), no pueden aplicarse hasta después de la floración en todos los frutales.

Noticia extraida de: Agroquímica

Categories : Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X